Para la mayoría de los dominios, mucha de la información de contacto provista durante el proceso de registro es colocada en un record whois público.

(Los dominios .com incluyen información detallada del Registrant, además de contactos técnicos, administrativos y de cobranza).