Generalmente, la organización que desea registrar un dominio (también puede ser un individuo) contacta al Registrar o visita su sitio web, solicita un dominio en particular, provee información de contacto y otro tipo de informaciones (tales como contraseñas, servidores DNS e información acerca de sistemas de pago como un número de tarjeta de credito).

Luego, el Registrar envia la información/solicitud al Registry para completar el registro.